La economía de Italia se contrajo un 1% en 2008 respecto al año anterior, con una caída generalizada de otros indicadores, como el de las exportaciones, las importaciones y el consumo, informó hoy el Instituto italiano de Estadística (Istat). En 2008 Italia compró en el extranjero el 4,5% menos de bienes y servicios que el año anterior, lo que supuso una disminución de los recursos disponibles del 1,8%. En cuanto a las exportaciones, Italia vendió en el extranjero un 3,7% menos que en 2007. En el capítulo del consumo los italianos consumieron el 0,9% menos en 2008, las administraciones públicas consumieron un 0,6% más y el indicador del consumo final se quedó en una caída del 0,5%. Con estas cuentas el Istat presentó unas estimaciones de las cuentas consolidadas del estado italiano, según las cuales, Italia añadió el año pasado una deuda comparable al 2,7% del PIB a su deuda pública.