La economía italiana ha crecido en el primer trimestre del año un 0,3 por ciento, con respecto al trimestre anterior. En términos interanuales el aumento ha sido del 2,3 por ciento. Se esperaba una subida intertrimestral del 0,2 por ciento y un repunte interanual del 2,3 por ciento.