El PIB de EE UU subió el 2,8% en el segundo trimestre en segunda estimación, por debajo del 3,3% previsto por el mercado. El consumo personal se elevó el 1,2%, cinco décimas menos de lo esperado, mientras que el índice de precios del PIB subió una décima menos de lo previsto (1,1%). El PCE principal, otro dato que mide la inflación, subió el 2,2%, una décima más de lo esperado.