El Producto Interior Bruto (PIB) de la Eurozona ha crecido el 2,5% en el segundo trimestre de 2007 en relación al mismo periodo de 2006, mientras que en la UE el incremento ha sido del 2,8% según datos de Eurostat, la oficina estadística comunitaria. En términos intertrimestrales, el crecimiento se ha situado en el 0,3% en la Eurozona y en el 0,5% en la UE.