La economía alemana retrocedió en el segundo trimestre del año en un 0,5 por ciento, lo que supone el primer descenso del Producto Interior Bruto (PIB) en cuatro años, según cifras presentadas hoy por la Oficina Federal de Estadística. De acuerdo con los datos actuales, el crecimiento real de la economía en el primer trimestre fue, asimismo, menor de lo anunciado y se situó en el 1,3 por ciento, en lugar del 1,5 por ciento anteriormente publicado. La última vez que la economía alemana sufrió un retroceso fue en el tercer trimestre de 2004, en que el PIB alemán bajó un 0,2 por ciento. El retroceso económico había sido pronosticado por los expertos hace unas semanas y el Gobierno contaba con ello, pese a lo cual ha mantenido hasta ahora sus pronósticos de crecimiento para este año y el siguiente, que sitúa en el 1,7 por ciento, este 2008, y en el 1,2 por ciento, para 2009