Los precios del petróleo prosiguen su carrera y el barril franqueó el umbral de los 76 dólares en Nueva York el viernes, estimulado por la demanda estadounidense de gasolina, el vigor del crecimiento económico chino y la intensa especulación de los fondos. A la misma hora, en el Intercontinental Exchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en septiembre ganaba 15 centavos, a 77,12 dólares, tras un máximo de 77,98 dólares en la mañana.