Los avances regresan al mercado del petróleo. Los futuros del barril tipo West Texas suben un 0,95%, hasta los 71,29 dólares, en paralelo al repunte del 0,64% que registra el euro, al borde de los 1,39 dólares, después de los máximos de tres años marcados por el índice ZEW alemán de confianza inversora.