Los futuros del barril tipo West Texas logran dar un paso más en su escalada, y alcanzar los 87 dólares, renovando de esta forma sus cotas más altas de los últimos 18 meses.