La renta variable española consiguió hoy vencer a la desconfianza reinante en los mercados y terminó la sesión en positivo con un repunte del 1,22% hasta los 11.287 puntos. El efecto “Martinsa” vistió al selectivo de rojo durante parte de la sesión, sobre todo a las empresas ligadas al ladrillo y a la banca, si bien el buen tono de Wall Street –donde los resultados empresariales de Wells Fargo y el buen dato de reservas de crudo ganaron el pulso a la inflación- cambió de color al Ibex para llevarle al terreno de las ganancias. Día grande para Iberia (+10%) que al calor del descenso en el precio del petróleo –hoy en el entorno de los 135 dólares- se erigió en la primera de la tabla. Ese descenso del crudo llevó los recortes a Repsol YPF que cedió un 2,23%; el resto de los pesos pesados del selectivo cerraron vestidos de verde, igual que las demás plazas europeas en las que a excepción de Londres, se impusieron las compras. En el mercado de divisas, un euro se cambió por 1,58 dólares.
El Ibex cruzó hoy al terreno de las ganancias y terminó vestido de verde en una sesión de menos a más. La jornada comenzó con el latigazo de la quiebra de Martinsa Fadesa que auguraba un mal día para las compañías ligadas al ladrillo y para los bancos. Las cosas no son como empiezan sino como terminan y así se demostró este miércoles. Wall Street venció a un mal dato de IPC de la mano del buen dato de reservas de crudo y de los buenos resultados empresariales –los de Intel y Wells Fargo- y contagió su buen tono a la renta variable española. Además el precio del petróleo se apeó hoy de la senda alcista para cotizar en el entorno de los 135 dólares lo que también contribuyó a dar un respiro a los mercados. Repsol YPF pagó el pato de ese descenso del precio del barril de Brent, la petrolera cedió hoy un 2,23%. Fue el único de los blue chips que hoy recortó posiciones, Telefónica rebotó un 0,83% en el día en el que su presidente César Alierta, y el del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez-Navarro, firmaron un acuerdo marco de colaboración estratégica de implantación de la innovación y el uso eficiente de las tecnologías en las pymes para mejorar su competitividad. Los dos grandes bancos también consiguieron esquivar los recortes, Banco Santander recuperó un 0,91% y BBVA avanzó un 1,35% con el amparo de Société Générale que inició cobertura sobre las acciones de la entidad española con una recomendación de comprar. Al carro de las ganancias se subió igualmente la banca mediana, Banco Popular ganó un 1,49%, Sabadell rebotó un 1,81%, Bankinter repuntó un 2,75% y Banesto se revalorizó un 2,22%. Iberdrola siguió la estela de los pesos pesados y consiguió ganar un 2,41% después de conocerse que cerró una emisión de obligaciones en el mercado doméstico mexicano por valor de 1.500 millones de pesos mexicanos (91,5 millones de euros), su filial Iberdrola Renovables (+0,25%) anunció que elevó su participación en la griega C.Rokas al 67,95%, frente al 52,70% que poseía el pasado 1 de julio. En el sector de las energéticas, Unión Fenosa subió un 5,42%, Gas Natural avanzó un 2,67% y Endesa se revalorizó un 4,35% en el día en el que anunció un acuerdo con Acciona Windpower para el suministro por parte del grupo de construcción y servicios de 40 aerogeneradores para el desarrollo del parque eólico Canela II, en Chile. Además Merril Lynch inició la cobertura sobre las acciones de Endesa con el consejo de neutral. La reina indiscutible de la sesión fue Iberia que hoy disfrutó con diferencia del recorte en el precio de barril de crudo, la aerolínea de bandera española repuntó un 10%. En menor proporción también lo hizo bien Indra (+2,14%), que implantará sistemas de autoprotección en 23 helicópteros de transporte Cougar y Chinook del Ejército, que le supondrán unos ingresos de 20 millones de euros. Sin embargo la compañía recibió hoy el castigo de UBS que redujo el precio objetivo sobre sus títulos desde los 20,1 hasta los 17 euros. Gráfico Ibex 35