El barril de petróleo estadounidense alcanza su nivel más alto desde septiembre de 2008 y el crudo Brent sube a 118 dólares.

Esta situación se produjo tras la publicación de un informe de la BBC, que informaba de la posibilidad de que el líder libio Muammar Gaddafi tratase de abandonar el país. La crisis que se produce en Libia ha reducido su oferta de oro negro. Normalmente este país proporciona casi el dos por ciento de la producción mundial. El malestar se extiende a otras zonas productoras como Arabia Saudí donde se vive un escenario alcista de los mercados petrolíferos.
Caroline Bain, economista de la Economist Intelligence Unit, ha declarado que “el principal riesgo sigue en que la inestabilidad política se extienda a la región del Golfo”.
            Durante esta mañana, Citigroup y Commerzbank aumentaron su pronóstico del precio del petróleo. Este último cree que el precio del Brent se situará en 120 dólares en el segundo trimestre del año.