El Parlamento portugués, dominado por los partidos de oposición al Gobierno socialista de José Sócrates, aprobó hoy las enmiendas propuestas a la legislación sobre finanzas regionales en contra del voto del Ejecutivo, que había advertido en repetidas ocasiones del riesgo de que dicha ley incremente el déficit presupuestario de Portugal, que se está viendo castigado en los mercados por la incertidumbre respecto a la sostenibilidad de sus cuentas públicas.