El número de viviendas acabadas cayó un 31,1% hasta el mes de agosto respecto al mismo periodo de 2008, al alcanzar los 80.064 inmuebles frente a las 116.229 del pasado año, según datos del Ministerio de Fomento. Este balance se debe, especialmente, a un descenso del 31,5% en el caso de las viviendas promovidas desde el sector privado, con un total de 78.463 certificados de fin de obra. Así, estas viviendas supusieron el 98% del total de inmuebles finalizados.