Además, Demetrio Carceller, primer accionista con el 15% del capital, ha sido designado como nuevo vicepresidente primero. Juan Abelló se mantiene como vicepresidente segundo y Diogo Vaz Guedes ha presentado su renuncia a la vicepresidencia tercera. El bando de Abelló, Carceller, y las cajas de ahorro, se ha logrado imponer a las pretensiones de del Rivero por hacerse con el mando de Repsol tras sindicar sus acciones con las de Pemex. De hecho, éstos abogaban por vender parte del 20% que Sacyr tiene en Repsol, para afrontar parte del crédito que pidió la constructora para entrar en su capital y reducir la multimillonaria deuda del grupo.  

Sacyr sienta a tres de sus directivos en el consejo de administración de Repsol, entre ellos al hasta ahora presidente de la compañía, Del Rivero, además de a Juan Abelló y José María Loureda.

Del Rivero ha sido destituido como presidente de Sacyr en la reunión que el consejo de administración del grupo celebró este jueves y después ha dimitido también de su puesto en el máximo órgano de gestión del grupo.