El nivel de crédito en España se ha mantenido "relativamente bien" durante la crisis, como también ha sucedido en Alemania, Francia, Italia, Austria y Finlandia, en contraste con la contracción del crédito privado experimentada en otros Estados miembros como Bélgica, Irlanda, Luxemburgo o Países Bajos, según destaca el informe trimestral sobre la eurozona publicado hoy por la Comisión. El estudio pasa revista al impacto de las medidas de apoyo al sector bancario adoptadas por los países de la UE desde octubre de 2008, cuando la quiebra de la entidad estadounidense Lehman Brothers puso en riesgo el sistema financiero internacional.