La Bolsa de Tokio superó hoy al cierre los 10.000 puntos, por primera vez en cinco semanas, gracias a la caída del yen frente al dólar hasta la banda de las 88 unidades. El selectivo Nikkei avanzó al cierre 44,92 puntos, o el 0,45%, hasta los 10.022,59 puntos mientras el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, ganó 1,54 unidades, el 0,17%, hasta los 889,58 enteros. En su quinta jornada consecutiva de subidas, las ganancias del parqué tokiota estuvieron dominadas por las empresas de transporte aéreo, casas de valores y transporte marítimo, mientras cayeron las papeleras, compañías de caucho y las empresas de minería.