Tras estar cotizando toda la jornada en negativo, el Nikkei de la Bolsa de Tokio se ha dado la vuelta en el último momento de negociación y ha cerrado en positivo. El Nikkei despide la semana en los 10.412 puntos, tras sumar un 0,23%.