El Nikkei de Japón cerró la jornada del jueves con una ligera subida del 0,01%, hasta los 20.099,81 puntos, frenado por la fortaleza del yen.

Las acciones asiáticas escalaron un máximo de dos años el jueves, tras las palabras de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, quien dijo que el endurecimiento de las políticas en Estados Unidos se desarrollaría de forma paulatina, lo que también provocó que Wall Street llegase a máximos récord y bajando los rendimientos de los bonos en casi todas partes.

Otras de las referencias que impulsó las bolsas asiáticas fue el buen dato de las exportaciones e importaciones de china en junio, ayudando al índice blue-chip CSI300 a subir un 0,7%.

El índice MSCI más amplio de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón subió un 1,2% a su nivel más alto desde mayo de 2015.

El Kospi de Corea del Sur subió un 1,1% después de que su banco central mantuviese su política laxa para apoyar el gasto del consumidor.

La bolsa de la India también alcanzó su mayor nivel, mientras que el mercado australiano subió un 1,1%.