El indicador Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado en los 17.760 puntos, después de perder un 0,41 por ciento. El segundo indicador, el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, ha bajado, por su parte, un 0,54 por ciento, para terminar el día en los 1.751 puntos. El descenso de las navieras y las aerolíneas por las preocupaciones sobre el alto coste del combustible ha motivado este cierre negativo, al igual que la recogida de beneficios en compañías como Mitsui Sumitomo.