La bolsa de Japón se deja presionar por los preocupantes datos de vivienda y de confianza del consumidor conocidos el martes en Estados Unidos. De este modo, el selectivo Nikkei ha cedido esta jornada un 1,20 por ciento, para colocarse en los 17.849 puntos.