El ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck, dijo el martes que no cree que sea beneficioso reducir el Impuesto sobre el Valor Añadido de algunos servicios. Sin embargo, en declaraciones a periodistas antes de la reunión con sus homólogos de la Unión Europea, Steinbrueck agregó que sigue abierto a un compromiso sobre la propuesta, auspiciada principalmente por el Gobierno francés. "No hay ventajas en reducir las tasas del IVA pero intentamos ser de ayuda (...) aunque sólo de manera muy limitada", dijo Steinbrueck. "Con suerte, llegaremos a un compromiso, pero no estoy dispuesto a alcanzarlo a cualquier precio".