Un total de 1,58 millones de ordenadores se vendieron en el primer trimestre del año, lo que supone un 38% más respecto al mismo periodo del año anterior, en el que el mercado cayó un 15%, según datos de IDC. De esta cifra, el 70% de las ventas correspondió al mercado de consumo, mientras que el 30% restante se refería al mercado profesional.