El banco Swedbank, la mayor entidad sueca que opera en la región del Báltico, afirmó estar "preparada" para los diferentes escenarios que pudieran presentarse en Letonia, sumida en una aguda crisis económica, incluyendo la potencial devaluación del lat, lo que provocaría un mayor incremento de las pérdidas de los bancos y afectaría negativamente a la solvencia de los prestatarios letones que hubiesen recibido créditos denominados en euros, según dijo el consejero delegado del banco, Michael Wolf. "Nos hemos preparado para diferentes escenarios y nos sentimos seguros sobre nuestra repuesta sea cual sea la vía elegida por el Gobierno de Letonia", dijo Wolf.  Las especulaciones sobre la posible devaluación de la moneda letona se han disparado desde que el pasado miércoles el Gobierno de la pequeña república báltica, acuciada por una severa recesión agravada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, no fuera capaz de colocar en el mercado una emisión de deuda de apenas 50 millones de lats (unos 71 millones de euros), lo que provocó caídas en la cotización de las divisas de la región y en las acciones de la banca escandinava, particularmente expuesta a los problemas de las ex repúblicas soviéticas.