El recorte de existencias anunciado por el Departamento de Agricultura de EEUU ha elevado el precio del maíz hasta niveles de 2008.
El maíz para entrega en marzo ha elevado su precio hasta 30 centavos hasta los 7,04 dólares por bushel, un nivel que no se ve desde el año 2008.