El juez ha comunicado hoy a la textil catalana Dogi que ha aceptado y aprobado el concurso voluntario presentado por la compañía el miércoles pasado tras acumular un pasivo de 42,5 millones de euros, según informó la empresa durante la celebración de su junta anual en El Masnou (Barcelona). Dogi explicó la semana pasada que del pasivo total, 28 millones corresponden a la deuda contraída con las entidades financieras, seis millones a proveedores, cinco millones al grupo Dogi y tres millones a las administraciones públicas.