En el mes de julio el ISM no manufacturero de Estados Unidos descendió hasta una lectura del 44,4%, desde el 47% de junio. El empeora las previsiones del mercado que esperaba un leve repunte hasta un 48%.