El índice ISM manufacturero estadounidense se ubicó en 56 puntos en junio, frente a los 55 de mayo, según comunicó la Reserva Federal. Un nivel inferior a 50 del índice ISM refleja una contracción de la actividad industrial.