La inflación del Reino Unido ha subido en junio un 0,2 por ciento respecto al mes anterior, con lo que la tasa interanual deciende una décima hasta el 2,4 por ciento, el nivel más bajo en ocho meses. Se esperaba un avance mensual de una décima y un incremento anualizado del 2,3 por ciento. La caída de la tasa interanual permitirá al Banco de Inglaterra tomarse más tiempo antes de aplicar una nueva subida de tipos de interés. Y es que la entidad ha aplicado cinco incrementos para combatir la inflación, hasta situar el precio del dinero en el 5,75 por ciento, el nivel más alto en seis años.