El Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E) subió 9 puntos en el mes de mayo y se sitúa en 106 en una escala 0-200.
Este incremento se debe principalmente al aumento de la incertidumbre sobre el precio del petróleo, que subió 28 puntos para situarse en los 73. La incertidumbre sobre el tipo de cambio Dólar-Euro subió 14 puntos situándose en 118. Por su parte, la bolsa y la deuda española se mantienen en unos niveles de incertidumbre similares a los del mes anterior. Este aumento en el nivel de incertidumbre se debe a las insinuaciones del BCE sobre futuros movimientos de los tipos de interés y a que continúa la indefinición sobre el futuro económico.

El índice general I3E refleja la amplitud de las variaciones de la tasa de crecimiento diaria de cuatro variables económico-financieras representativas de la situación de la economía. El índice está ajustado de modo que su valor medio en la década 2000-2009 es de 100. En la práctica el valor se mueve entre 0 y 200. Valores del índice menor que 100 indican una incertidumbre económica inferior al promedio de la década anterior, y valores del índice por encima de 100 indican una mayor incertidumbre económica.

La Tabla también muestra los índices parciales de incertidumbre. La incertidumbre que ocasiona el IBEX 35, la de la tasa de cambio $/€, la del precio del petróleo y la del bono español a 10 años. Estos cuatro índices parciales también tienen un valor medio de 100, y se mueven entre 0 y 200. A mayores valores de los índices, mayor incertidumbre.

Evolución histórica del Índice


El gráfico muestra la evolución del Índice, cuyo valor medio a lo largo de la década 2000-2009 ha sido 100. Puede observarse que al principio de la década el Índice fluctúa entre 100 y 150, reflejando una alta incertidumbre en aquellos años, causada por la explosión de la burbuja de las punto.com, los escándalos de Enron, Worldcom, etc y los ataques terroristas del 11.S. Posteriormente, conforme avanza la década la situación se estabiliza, la incertidumbre disminuye y el Índice se sitúa en niveles entre 50 y 100.

La incertidumbre vuelve a aumentar en la segunda mitad del 2007 con la crisis de las hipotecas subprime, pero es después del verano del 2008 cuando la crisis bancaria norteamericana y del resto del mundo hace subir el valor del índice a cerca de 200. Conforme se va teniendo información de la magnitud de la crisis, la incertidumbre disminuye a niveles más normales y es en abril de 2010 cuando la crisis de la deuda griega levanta dudas de la solvencia de algunos estados de la UE y vuelve a poner al Índice en torno a 150. En noviembre de 2010 el índice vuelve a subir debido a la crisis de la deuda de Irlanda, moderándose esta incertidumbre en el pasado diciembre.