El Instituto de la Empresa Familiar (IEF) mostró hoy su satisfacción por la modificación incluida finalmente en la enmienda 'antiblindajes' aprobada por el Congreso, por la que se protege el marco de las sociedades anónimas no cotizadas, que podrán mantener estos blindajes, ya que con esta medida "se preserva su soberanía". "Se garantiza que las empresas no cotizadas puedan decidir lo que quieran, aunque les perjudique. Al afectar sólo a las empresas cotizadas, están exentas las empresas familiares", indicó en declaraciones a Europa Press el director general del IEF, Fernando Casado.