Jornada sin grandes movimientos en los índices europeos, en los que se esperaba una fuerte corrección tras el anuncio del recorte de gasto presupuestario en EEUU el pasado viernes. De hecho, aunque el primer movimiento fue en negativo, el selectivo de la bolsa española consiguió revertir el comportamiento y cerrar con subidas del 0.7% que le llevaron a los 8.250 puntos. Y eso que los datos que llegaron de nuestra economía no fueron para tirar cohetes: el paro volvió a subir en el mes de febrero en 59.440 personas, lo que deja una subida del 1.2% respecto al mes de enero. El número total de parados se coloca en más de 5 millones de personas.

Los grandes, principal motivo de subida en el selectivo

Los inversores prefieren poner al mal tiempo, buena cara, y optan por “engordar” las cotizaciones de los grandes valores al alza. Telefónica y Repsol, en el primer puesto. De hecho, la operadora elevó en más del 2.9% su cotización, hasta los 10.39 euros, mientras que Repsol logró subidas de más del 2.49%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 16.69 euros. La petrolera anunció esta mañana que la sociedad de inversión de Singapur, Temasek, adquiere la autocartera de la petrolera por 1036 millones de euros. Ambas compañía además son hoy objeto de las recomendaciones de los brokers.

Una revalorización que también hizo partícipes a los grandes bancos. Santander sumó un 0.4% y marcó en los 5.75euros su último precio. Por su parte, los títulos de BBVA elevaron en un 0.2% su precio, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 7.32 euros.

No corrieron la misma suerte, ArcelorMittal e Indra, que perdieron más del 3% al cierre de la sesión. El primero marcó los 10.85 euros al cierre. Por su parte, la tecnológicacerró la jornada en los 8.9 euros por título. DIA, Acerinox y Acciona – con pérdidas de más de un punto porcentual- mañana comenzarán a cotizar desde los 5.73 euros, los 8.12 euros y los 45.00 euros por acción.

Sin duda, Pescanova sigue centrando la atención de los inversores desde que el pasado viernes anunciara el preconcurso de acreedores. La compañía no ha podido cotizar hoy por no poder cruzar órdenes de compra y venta. La compañía permanece anclada en los 17.40 euros después de anunciar que no formulará sus cuentas en tanto en cuanto no se den con carácter inminente una de estas dos condiciones: la certeza de la venta de ciertos activos de la actividad de cultivo del salmón, reclasificados para la venta, o la renegociación de la deuda a través del inicio del procedimiento establecidos en el artículo 5 BIS de la Ley Concursal, explica el artículo de El País.