El selectivo de la bolsa española despierta con resaca. Eso parece reflejarse de las dudas con las que comienza el Ibex35 a cotizar: subidas en su primer movimiento para, minutos después darse la vuelta y ceder un 0.47% hasta los 10.081 puntos. Una penalización a la que parece ser ajeno Telecinco - que supera el 2% de revalorización- pero que tiene como principales aliados a los bancos: Bankinter, BBVA  y Santander son los más penalizados. En una jornada en la que el euro cotiza en los 1.2586 dólares.

Parecía que la bolsa había despertado con ánimo comprador y en pocos minutos el selectivo español se ha vestido de rojo. El Ibex35 cede un 0.84% y pone en peligro los 10.000 puntos. Una tendencia que poco tiene que ver con la que muestra el resto de plazas europeas: el CAC-40 suma un 0.39%, el FT-100 supera el 0.3% de revalorización mientras que el DAX y Eurostoxx suma un 0.3% en los primeros minutos de negociación.

Dentro de la bolsa española, Telecinco se mantiene como líder de la sesión.  Un 1.2% de revalorización que llevan a la cadena de televisión a los 8.31 euros. El holding de la bolsa española, BME suma un 0.9% mientras que Grifols o ACS añaden un 0.6% a sus cotizaciones, hasta los 8.54 euros y los 32.42 euros respectivamente.

Los bancos vuelven a ser una vez más los protagonistas y principales impulsores de los números rojos. Bankinter es la más penalizada de la sesión con un 1.5% de caída. Banco Popular descuenta un 1.6% mientras que Santander supera el punto porcentual de caída hasta los 9.85 euros. Su homóloga vasca pierde un 1.15% y alcanza los 9.45 euros.

El resto de pesos pesados se mantiene en negativo. Telefónica descuenta algo más de un punto porcentual y mantiene los 16 euros. Iberdrola pierde un 0.58% mientras que Repsol ataca los 17.50 euros tras una caída del 0.51%.