El selectivo de la bolsa española amplía sus recortes a media sesión y lo hace al calor de un desplome en la facturación industrial – hasta el 20,8% en junio- y a pesar del descenso en el déficit comercial de la Zona Euro.  El Ibex35 se deja un 2,4% y marca los 10.635 puntos. Caídas en todos los índices del viejo continente en una sesión en la que el euro pierde los 1,4101 dólares.
Los números rojos ‘calan hondo’ en las plazas del viejo continente a media sesión. Tanto es así que el selectivo de la bolsa española descuenta un 2,8% y ha borrado los 10.700 puntos de un plumazo. Una caída que repite en el resto de plazas europeas: el DAX pierde un 1,9% y cotiza en los 5.207 puntos. La penalización del Eurostoxx50 y el FT-100 es superior al 2,2% mientras que el CAC-40 descuenta un 2,13% de sus niveles y alcanza los 3.420 puntos. Una caída que “pueden continuar debido a que se han rozado los máximos”, explica Elena Martín, gestora de Unicorp Patrimonios. Eso sí, para esta experta “las caídas no llegarán hasta los 10.250 puntos”.

Un aire pesimista en un mercado que, al menos hoy, permite serlo. Valores como OHL siguen en lo más alto de la lista al descontar más del 6% de su cotización. Sus títulos se venden por 17,60 euros. Una caída similar a la que registran el resto de sus homólogas: Sacyr Vallehermoso pierde un 5,6%, Ferrovial pierde un 2,8% mientras que ACS cotiza con un descuento del 1,7% a media sesión.

El sector financiero, los grandes pesos pesados o las energéticas se convierten por igual en números rojos dentro de un mercado que no discrimina sectores, valores o tamaño. BBVA pierde un 3,8% mientras que Santander supera el 3% de penalización. Banco Popular supera a éstos con más del 4% de caída mientras que Bankinter o Banesto descuentan algo más del 2,7% y del 3%, respectivamente.

El resto de ‘pesos pesados’ tampoco obvia las caídas. Mientras que Repsol descuenta un 1,85% de su cotización, Telefónica amplía sus pérdidas hasta el 2,29% mientras que Iberdrola y su filial de Renovables descuenta algo más del 1,7% de sus cotizaciones. Criteria, que ha anunciado su intención de fraccionar su dividendo, cotiza con un descuento del 1,47%. El mismo porcentaje de caída que muestran los títulos de Endesa el día que ha anunciado que, durante el período 2004-2009- invirtió 648 millones de euros dentro de su plan de actuaciones medioambientales para reducir las emisiones de gases a la atmósfera.

La sesión de hoy sólo sonríe a un valor. Grifols. Suma un 0,37% y lleva a sus títulos a los 12,21 euros. Una revalorización que sólo es superada por la que manifiestan las inmobiliarias del continuo. Reyal Urbis supera el 40% de revalorización, Inbesós añade más del 24% a su cotización mientras que Inmobiliaria Colonial o Metrovacesa se anotan beneficios superiores al 13%. Una subida, la del sector, en la que los expertos no confían. Y es que “su movimiento atiende básicamente a un impulso especulativo pues el sector no se apuntó a las últimas subidas”, explica Elena Martín, de Unicorp Patrimonios. Afirma y Urbas, con subidas de más del 10% a media sesión, logran cotizar en los 0,38 euros y los 0,19 euros respectivamente.

No consiguen vestirse de compras en la sesión valores como Adolfo Domínguez. El valor pierde más del 4%. El mismo porcentaje con el que cotiza Catalana Occidente. Tubacex,Rovi,Solaria…alcanzan caídas de más del 3% en la media sesión bursátil.

En el apartado macroeconómico, el mercado español ha contado con un dato devastador. La facturación de la industria cayó un 20,8% en julio, cuando las entradas de pedidos cedieron más del 22%. Unas caídas que supone la novena y la décimo primera mensual de carácter consecutivo. En el conjunto de la Zona Euro, el déficit comercial cayó hasta los 1.600 millones de euros, frente a los 3.300 millones de un año antes. Un cifra que fue de 67.400 millones si hablamos del conjunto de la Unión Europea.