El Ibex35 consigue cerrar en positivo y por encima de los 8200 puntos. En concreto, subió un 1.9% y marcó en los 8234 enteros su último precio. Lo hizo el día en que las miradas estuvieron puestas sobre la subasta del Tesoro español – en el que se consiguieron colocar 5.570 millones en letras a seis y doce meses – además de sobre Mario Draghi, que visitó el Congreso de los Diputados. En el mercado de deuda, la prima de riesgo cerró en los 368 puntos básicos , con un euro que subió hasta los 1.3459 dólares.
Era una de las jornadas claves de la semana. De un lado, porque el Tesoro español tendría que enfrentarse de nuevo a una subasta de letras a seis y doce meses. Una colocación que se ha realizado con éxito: en total se subastaron 5.570 millones a un tipo de interés que, en el caso del plazo más largo, subió ligeramente. De otro lado, las miradas estaban puestas sobre Mario Draghi. El presidente del BCE visitaba hoy el Congreso de los diputados a “escuchar” y abalar las medidas que se están tomando.  La dosis de optimismo la lanzó sobre el sector financiero. El mandatario del BCE ha admitido que los bancos españoles están bien capitalizados, en situación de prestar. Eso sí, la clave estará en presentar un plan fiscal a medio plazo.

Con estas declaraciones, no es de extrañar que los mercados se hayan puesto “compradores” y hayan conseguido cerrar por encima de los 8200 puntos. ¿Y ahora? Los índices europeos “han sufrido una corrección en bolsa desde finales de enero que no ha tenido réplica ni en Wall Street ni en Asia. Esperamos que estas bolsas vean también una corrección a corto plazo y esto lastraría de nuevo a las bolsas europeas que además se han quedado sin catalizadores para seguir subiendo. De ser así veríamos al Ibex perder los 8.000 puntos buscando los 7.900-7.800 puntos que debería consolidar para no seguir cayendo”, reconoce Soledad Pellón, estratega de mercados de IG en el Encuentro digital.




Entre los valores que apoyaron la subida, los títulos de Sacyr Vallehermoso elevaron en más del 5.8% su precio, que cerró en los 1.76 euros. Mediaset y Grifols elevaron en más del 3% el precio de su cotización, hasta los 5.42 euros y los 25.68 euros, respectivamente. (Ver: Viscofan, Técnicas Reunidas y Grifols, de “rezagados” a primera línea de la cartera) Y a pocos pasos, los bancos. BBVA subió un 3.23% y marcó en los 7.58 euros su último precio. Caixabank le siguió de cerca – con subidas del 2.89% que le llevaron hasta los 2.81 euros – mientras que Bankinter se hizo con subidas del 3.2%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 4 euros.

Algo más livianas fueron las subidas que experimentaron los títulos de Banco Santander. Un 1.7% de revalorización que les llevó hasta los 6.00 euros. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión reconoce que hay que mantener las acciones “con stop a cierre diario inferior a 5.23 euros”. (Ver: Cartera de acciones. Cómodos con la actual posición de liquidez) . Los títulos de Banco Sabadell y Popular también consiguieron cerrar con subidas de más de un punto porcentual, hasta los 1.74 euros y los 0.66 euros, respectivamente.

Entre los números rojos de la jornada, Abengoa B descontó algo más del 0.9% de su cotización, hasta los 1.90euros. Por su parte, ArcelorMittal perdió algo más de dos décimas, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 12.23 euros por acción.