Quien pensaba que lo peor en el Ibex35 había pasado, después de ver ayer los mínimos anuales, desde luego se equivocaba. Hoy el índice ha vuelto a marcar el nivel más bajo del año – los 6.090 puntos- tras una penalización del 2.5%. Nuevamente al son del sector financiero, con Bankia moviendo su precio por debajo del euro, y de una prima de riesgo que ha rozado los 540 puntos básicos.
Los factores siguen siendo los mismos: recapitalización del sector financiero, debacle de la prima de riesgo – que sigue cotizando en máximos- y el debate sobre el posible rescate o no de la economía española. Variables que, aparentemente, siguen siendo las mismas de las que se habla en las últimas semanas pero que tiene un “efecto” devastador en el mercado. El Ibex 35 se dejó más del 2.5% y marcó en los 6090 puntos su último precio, segundo mínimo anual consecutivo. Luis Francisco Ruiz, analista de  estrategiasdeinversion.com reconoce  en en el artículo "Cartera de Trading. La tensión llega a otros barrios" que en estos niveles, "el riesgo sistémico de España y/o Italia comienza a trasladarse al resto de mercados. Una posible convergencia a la baja en los mercados que hasta ahora se habían comportado de forma asimétrica y que apunta a una debilidad de fondo. La ventaja, es que la extensión de la presión de los mercados a los países núcleo favorece la toma de decisiones".

Gráfico intradía Ibex 35


El debate ahora vuelve en torno a un posible rescate o no de la economía española.  Javier Flores, responsable de análisis de Asinver reconoce que “España ha acometido importantes reformas estructurales y está avanzando en la dirección solicitada por Bruselas. Incluso en un escenario muy negativo (del sector inmobiliario), que implicaría incrementos en la deuda total de entre un 10 y un 15%, llevaría al país a un nivel de deuda/Pib del 100%, nivel doloroso pero manejable”. El actual problema es que el sistema financiero necesitará más capital y debe acordarse con Europa un mecanismo que permita la recapitalización sin que con ello se hipoteque el futuro de nuestra economía. El rescate español tendrá forma de rescate a la banca.

Bancos, de nuevo en centro de la diana

De nuevo fue Bankia uno de los farolillos rojos de la sesión. Al valor le quedan pocas órdenes compradoras, pierde un 5.6% y despide la sesión en los 1.04 euros, tras perder en varias ocasiones a lo largo de la sesión el euro. Esta mañana desayunábamos con la información del Financial Times citando la negativa del BCE a los planes del ejecutivo español para inyectar capital en la entidad. Una información que ha negado el BCE y que el propio ministro de economía, Luis de Guindos, ha rechazado asegurando que el rescate se hará vía emisiones del FROB.

Menos dramáticas han sido las ventas de valores como Bankinter – que descontó un 2.3% de su cotización- o Banco Popular, que cerró en los 1.65 euros la sesión tras verse penalizados con caídas del 0.7%. Un valor que ha pasado de ser el rey de la eficiencia a bono basura.  También a la baja, los dos grandes bancos. BBVA perdió un 1.4% y cerró en los 4.57 euros mientras que su homóloga cántabra perdió un 1.1%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 4.25 euros. Fue precisamente de la entidad que preside Emilio Botín de donde llegaron noticias como la venta de su unidad de Colombia en una operación que le reportará plusvalías de 615 millones de euros que registrará en sus cuentas del primer trimestre.

Sin embargo, hubo tiempo para las compras en el sector. Se las llevó todas Caixabank que, al ritmo del 0.8% cerró en los 2.08 euros. Una revalorización a la que acompañaron otros dos valores: Gas Natural – que sumó un 2.17% y cerró en los 8.95 euros – y Red Eléctrica, que sumó un 0.80% y marcó en los 29.64 euros su último precio.

Los mayores negativos de la sesión por una vez no fueron para el sector financiero al completo. De hecho, Sacyr Vallehermoso descontó un 11.8% de su cotización – hasta los 1.40 euros – mientras que Abengoa, Mapfre y Mediaset cedieron más del 5% en la sesión, hasta los 9.61 euros, los 1.62 euros y los 3.55 euros, respectivamente. Del resto de pesos pesados, Telefónica perdió un 3.47% - hasta los 8.85 euros – e Iberdrola cedió un 3.01%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 3.06 euros por acción. Repsol descontó un 4.9%, hasta los 12.20 euros.