El Ibex35 despide la sesión por debajo de los 8000 puntos. Una penalización del 0.8% que le llevaron a los 7949 puntos. Un nivel que, dicen los expertos, vuelve a hacer mirar hacia la parte baja del rango en el está inmerso el selectivo español, en los 7565 puntos. Los datos macro no avalan un comportamiento mucho más positivo. De hecho, el FMI volvió a empeorar las perspectivas sobre la economía española. El día en que el Tesoro consiguió una buena subasta en letras de corto plazo, el mercado de deuda cerró en los 345 puntos básicos con un euro en los 1.3128 dólares. 

El selectivo de la bolsa española despide los 8000 puntos al cierre sesión tras contabilizar pérdidas de más de ocho décimas. El Ibex35, que mañana comenzará a cotizar desde los puntos, fija así la vista en uno de los niveles que “supone la parte baja del rango en el que está inmerso en los últimos meses, entre los 7565-7490 puntos y los 8500 enteros”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. (Ver: VIDEO PREMIUM: "Si el Dow Jones confirma por debajo de los 14383 puntos, estaremos listos para abrir cortos") Un nivel, el inferior, en el que debería encontrar apoyo o soporte. Ahora, prosigue, el mercado debería poner en precio una macro que está siendo negativa. De hecho, los pronósticos del FMI no son nada optimistas: en su último informe han recogido una caída del 0.7% en la economía española, lo que dejaría en el -1.6% el cierre del año. Lo ha anunciado el día en que el Tesoro consiguió colocar deuda a corto plazo por valor de 5067 millones a un coste inferior.

Los bancos, en positivo salvo los grandes 

Entre los valores que lograron cerrar en positivo, los bancos. Caixabank lideró la lista con subidas de más del 2.2% que, al cierre, le llevaron a marcar los 2.6350 euros.  Banco  Sabadell sumó un 0.83% y cerró en los 1.4600 euros mientras que Bankinter se animó con un 0.28% y cerró en los 2.4800 euros. No corrieron la misma suerte los títulos de BBVA que, con caídas del 0.09%, mañana comenzarán a cotizar desde los 6.7930 euros. Su homóloga cántabra descontó un 0.25% de su cotización, hasta los 5.2370 euros. (Ver: Especial Banca). 

En el lado opuesto, el título más penalizado fue FCC. El valor cerró la sesión con pérdidas de más del 2.56%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 6.85 euros. Con caídas de más de dos puntos porcentuales, Abengoa B (Ver: Operación bikini para Abengoa)  cerró en los 1.7610 euros mientras que Inditex también cedió posiciones y marcó en los 98.51 euros su último precio. La textil gallega es, a juicio de los brokers, uno de los valores que habría que comenzar a “infraponderar” con un objetivo que fijan en los 103 euros.

Los grandes de la bolsa española tampoco estuvieron para muchos aplausos. Telefónica cedió un 1.07% y marcó en los 10.59 euros su último precio. Iberdrola también perdió más de un punto porcentual mientras que los títulos de Repsol apenas retrocedieron ocho décimas, hasta los 16.48 euros.