El Ibex35 consiguió revertir la tendencia iniciada primera hora de la mañana y culminó la sesión en positivo. Una revalorización del 1.4% que le llevó hasta los 8.225 puntos. Lo hizo de la mano de un dato de ZEW de confianza alemana – que subió a su mejor dato desde abril de 2010- y una subasta de letras en nuestro país que rebasó toda expectativa. Con los resultados de Abertis y Gas Natural sobre la mesa, el mercado de divisas llevó al euro a terreno positivo frente al dólar, en las unidades. 

Jornada de menos a más en la renta variable nacional, que despidió la sesión con subidas del 1.4% que le devolvió de nuevo los 8200 puntos. Una revalorización que llegó después de conocer la encuesta de sentimiento entre inversores institucionales que realiza el ZEW que nos mostró un fuerte repunte de las expectativas sobre la evolución de la economía alemana en los próximos seis meses. El índice se situó en 48.2 puntos, con lo que las expectativas futuras continúan mostrando un comportamiento fuerte. “No podemos decir lo mismo de la situación actual que refleja un escenario de debilidad macro”, explica Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. (Ver: Índice ZEW. Continúa el rally de las expectativas). 

La otra buena noticia llegó de la subasta del tesoro, que consiguió emitir 4010 millones de euros en letras a tres y nueve meses, superando las expectativas y sin elevar el tipo de interés pagado en la anterior subasta. Así las cosas, el selectivo español se mueve “en un rango entre los 7895-8322 puntos, que muestra un cierto deterioro, momento negativo pero puntos positivos como que la tendencia de medio plazo comienza a girarse”, explica Ruiz. (Ver Video: La liquidez permite esperar a zonas más atractivas como son los 7500 puntos del Ibex35)

Abertis y Gas Natural, protagonistas de la sesión

En el plano empresarial, dos compañías fueron protagonistas dentro del índice de referencia. De un lado Abertis, que publicó un beneficio de 1024 millones de euros en 2012- un 42% más gracias a la venta de activos. El valor cerró la sesión con una subida del 1.5% que llevó a sus títulos hasta los 12.90 euros. Gas Natural-Fenosa también se confesó ante el mercado. Un beneficio de 1441 millones de euros, que supone un incremento del 8.8%. De forma más moderada se movieron sus acciones, que subieron un 0.6% al cierre de la sesión.

Una revalorización que no fue, ni de lejos, la experimentada por los títulos de Bankinter y Mapfre, que lideraron la tabla subiendo más del 3%, hasta los 4.25 euros y los 2.42 euros por acción, respectivamente. De cerca, Caixabank sumó un 3.14% en tanto que Viscofan superó el 2.7% de revalorización, hasta los 40.13 euros por título.

Y a pocos pasos, algunos de los grandes. BBVA elevó en más del 2% el precio de sus acciones, que mañana comenzarán a cotizar desde los 7.65 euros. Su homóloga cántabra se hizo con un 1.9% de subida, hasta los 5.96 euros por acción. (Ver: Santander versus BBVA ¿quién ofrece señal de entrada?).

A pocos pasos, cotizan los títulos de Telefónica que cerraron la sesión en los 9.79 euros mientras que Repsol elevó en un 1.9% el precio de su cotización, marcó los 15.74 euros por acción. Estos valores son, junto a Iberdrola, los grandes obstáculos del Ibex35.

En el lado de los números rojos, pocos valores fueron los representantes, aunque el sector financiero tuvo mucho que decir. Banco Popular cayó un 0.9% y marcó los 0.6520 euros. BME descontó un 0.6% de su cotización – hasta los 20.93 euros – mientras que Banco Sabadell y Abengoa superaron las dos décimas de caída, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 1.70 euros y los 1.87 euros, respectivamente.

En el continuo español, hoy protagonista también fue Reyal Urbis que se ha visto obligada a presentar concurso de acreedores después de no llegar a un acuerdo para refinanciar su deuda. La Comisión Nacional del Mercado de Valores suspendía de cotización el valor antes de la apertura del mercado.