Ni la llegada de la copa del mundo ni la victoria del mundial de fútbol ha conseguido convencer a los inversores para salir del terreno negativo en el que han estado inmersos la mayor parte de la sesión. El Ibex35 terminó con una caída del 0.68% que le llevó a los 10.058 puntos. Telecinco se mantuvo como líder indiscutible de una jornada en la que apenas diez valores consiguieron beneficios. En el mercado de divisas, el euro alcanza los 1.2569 dólares.

Con la roja empezó la sesión....y con los rojos ha terminado. Unos números negativos que, al ritmo del 0.68%, llevaron al selectivo español a los 10.058 puntos. Y eso a pesar de las voces optimistas -como las de ABN Amro- que admitían que la victoria en el mundial podría otorgar a Eepaña un crecimiento de siete décimas en su PIB. Una afirmación que comparten los expertos pues "con esta victoria la gente se anima, sale, compras y eso favorece a la economía", reconoce Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de BNP Fortis. 

Sea cual sea la consecuencia de este liderazgo, lo cierto es que el resto de plazas europeas sí han conseguido cerrar la sesión en positivo. El DAX sumó un 0.04% y marcó los 6.067 puntos.  El mismo porcentaje que macó el FT-100 mientras que el índice francés logró hacerse con un 0.20% de revalorización que le llevó a los 3.561 enteros.

Entre los protagonistas de la jornada, Telecinco. Líder de audiencias en la sesión de ayer por la retransmisión del mundial, ha visto cómo su cotización se elevaba hasta los 8.37 euros, tras una subida del 1.91%. Una revalorización sólo superada por Grifols. Se anotó al cierre un 1.99% con lo que mañana comenzará a cotizar en los 8.65 euros. Apenas se contabilizó una decena de valores los que lograron cerrar la sesión en positivo, entre ellos, Banesto. La enitdad dará el pistoletazo de salida a la etapa de publicación de resultados empresariales en nuestro país. Y por el momento, la cotización descuenta no descuenta unas cifras muy negativas pues sumó un 0.14% y alcanzó los 7.36 euros.

Unas subidas que poco tuvieron que ver con la tendencia que registraron compañías como FCC o Criteria, principales lastres de la jornada. Caídas de más del 2% en ambos valores que se vieron ampliadas - al menos en el caso del holding de La Caixa- a pesar de la recomendación positiva otorgadas por Renta 4. La compañía catalana además está pendiente del proceso de desinversiones - junto a ACS y CVC- en Abertis. Quizás por ello, la concesionara de autopistas también se colocó entre los puestos más bajistas de la sesión y, con una caída del 1.6%, alcanzó los 14.13 euros.

Entre los pesos pesados, sólo Repsol consiguió contabilizar beneficios. La petrolera hispano argentina podría estar planteándose lanzar una OPV a finales de año por su filial Repsol Brasil. Una operación que ascendería a 2.465 y 3.834 millones de dólares y podría llevarse a cabo mediante ampliación de capital. Especulaciones aparte, lo cierto es que la cotización de la petrolera reflejó una subida del 0.11% hasta los 17.61 euros.  Los dos grandes bancos no corrieron la misma suerte y mientras Santander recortó un 0.83% su cotización, la de BBVA lo hizo un 0.41%. Telefónica por su parte descontó un 0.34% de su precio, hasta los 16.16 euros por acción.