El selectivo español comienza la sesión con una caída superior al 2,5%, que le llevan a situarse en los 9.800 puntos, con todos los valores registrando descensos superiores al 1%. Los desplomes de Wall Street y Asia, por el temor a un alza más agresiva de los tipos de interés, contagian a todo el continente europeo. Así los retrocesos de las principales bolsas de Europa superan el 2%.

Caídas en Europa tras el desplome de Wall Street y las bolsas asiáticas. Los descensos en la bolsa de EEUU estuvieron motivados por el temor a un alza más agresiva de los tipos de interés que pueda repercutir en la inflación de la primera economía mundial, que ya lleva varios días en el punto de mira por el alza de los rendimientos del Tesoro.

Así, en la sesión de ayer el Dow Jones registró la mayor caída en puntos de toda su historia, con un retroceso de 1.175,21 unidades o un 4,60% hasta 24.345,75 puntos. El S&P 500 perdió un 4,1% y el tecnológico Nasdaq, un 3,8%.

El desplome de Wall Street se ha extendido a las bolsas asiáticas. El Nikkei ha cerrado la sesión del martes con una caída del 4,73%, tras el batacazo de Wall Street, que disparó el precio del yen frente al dólar. El retroceso ha sido de 1.071 puntos hasta situarse en los 21.610,24 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, bajó 80,33 puntos, un 4,4%, hasta las 1.743,41 unidades.

Ramón Morell, de ETX Capital señala que los expertos explican las caídas “porque la deuda pública se está convirtiendo en la estrella de la temporada; desde finales de 2017 el bono alemán de 10 años se ha colocado ya en el 2,80% anual y el Bund alemán en el 0,736%, saltando en apenas unos días desde el 0,426%”.

Michael Hewson de CMC Markets UK,  señala que, aunque pueda parecer contradictorio, los buenos datos económicos conocidos en la sesión de ayer solo sirvieron para aumentar las preocupaciones de los inversores de que la mejora económica acelerará el ritmo de subidas de tipos de interés en los próximos meses por parte de la Reserva Federal de EEUU. “Sin duda, ha sido una introducción interesante para el nuevo jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, cuando comienza su mandato en el banco central del banco central de Estados Unidos”, añade.

Desde Alphavalue, destacan, entre las explicaciones, la esperada corrección desde máximos en EEUU, las subidas de inflación que apuntan a cuatro subidas de tipos por la Fed en lugar de tres, el repunte de la rentabilidad de los bonos, el trading automático de robots… “En realidad estas explicaciones no son nuevas y, desde nuestro punto de vista, no explican de manera razonable un movimiento tan abultado como el vivido las dos últimas sesiones. Pero parece que esto no ha terminado”, subrayan.

Asimismo, explican que “la lectura de los ingresos por hora en el dato de empleo americano que conocimos el viernes ha supuesto echar gasolina al fuego”, movimiento que “ha espoleado a los mercados europeos, a pesar de que en la eurozona las subidas de tipos se vean más lejanas”. “Por lo tanto, y aunque a corto plazo se genere volatilidad que enturbia el devenir de la renta variable, es una buena oportunidad a medio plazo”, añaden.

Con la caída de Wall Street, el dólar inició un proceso de recuperación, “porque se considera un valor refugio en momentos de aversión al riesgo y porque una subida de tipos lo presionaría al alza también”, explica Morell. En la apertura de la sesión en Europa, el euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,239 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en el Viejo Continente baja un 0,86%, hasta los 66,95 dólares por barril.

Con escasas referencias macroeconómicas en la agenda del día, destacan la declaraciones del presidente del Banco Central de Alemania, Jens Weidmann, y del presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard. En EEUU lo más destacable por su valor en estos momentos es la subasta de bonos y notas del Tesoro, al margen de las reservas semanales de crudo del API.

Con todo, las principales bolsas europeas caen en la apertura. Fráncfort cae un 3,64%, París, un 3,17%; Londres, un 2,99%, Milán, un 3,18%. El Euro Stoxx 50 retrocede un 3,21%.

En el inicio de la sesión, el Ibex 35 pierde un 2,59%, hasta los 9.803,69 puntos.

Con todos los valores en negativo, los descensos los lideraArcelormittal, que se desploma un 5,35%, por delante deIberdrola, que se deja un 4,88%, y de Cellnex, que retrocede un 4,46%.

Las menores caídas son las deAbertis(1,02%), Acciona (2,20%), eInditex(2,48%),

En el Mercado Continuo, solo se libran de las pérdidasParques Reunidos y Vertice 360, que se elevan un 1,71% y un 1,56%, respectivamente. El mayor descenso es el de Pescanova, que cae un 9,05%.

Según algunos medios de comunicación, Atlantia mantiene conversaciones avanzadas con el grupo de bancos que financian su opa sobre Abertis para incrementar de manera significativa su oferta y hacerla más atractiva que la presentada por ACS. Alphavalue subraya que se rumorea que su oferta podría pasar de los 16,5 euros por acción en metálico a 20 o 21 euros por acción, lo que supondría una mejora de hasta el 27%. Al alcanzar ese umbral, desbancaría la oferta en metálico de Hochtief (ACS), dispuesta a pagar 18,76 euros por acción. También ultima la eliminación de condiciones vinculadas a su oferta en acciones. Ya no exigirá que un mínimo del 10% del capital de Abertis se cambie por acciones especiales de Atlantia en una proporción de una acción de la empresa española por cada 0,696 de la italiana. Esta condición, que sí mantiene ACS en su oferta, ponía en un aprieto a muchos inversores.

El banco británico HSBC, uno de los principales accionistas dePrisa ha colocado en el mercado más de un tercio de sus derechos de suscripción preferente para la ampliación de capital de 563 millones aprobada por la empresa de medios de comunicación. Esos nuevos títulos representan alrededor de 4,5% del capital del grupo de medios de comunicación tras la ampliación, en el caso de que ésta se suscriba íntegramente.

Metrovacesa debutará hoy en Bolsa.