El Ibex comienza con una caída del 0,3% hasta los 11.386 puntos arrastada por el comportamiento del sector bancario y los descensos registrados al cierre de los mercados la semana pasada. La festividad en Wall Street y la escasez de referencias macroeconómicas no ayudan a un mejor comportamiento en el selectivo.
El Ibex comienza con una caída del 0,3% hasta los 11.386 puntos arrastada por el comportamiento del sector bancario y los descensos registrados al cierre de los mercados la semana pasada. La festividad en Wall Street y la escasez de referencias macroeconómicas no ayudan a un mejor comportamiento en el selectivo.