El Ibex cotiza plano en los 14.373 puntos a media sesión en una jornada “semi festiva” en el mercado español, animado por las operaciones corporativas en las distintas compañías pero dejando atrás el equilibrio con el resto de plazas europeas.
La situación está tranquila en los mercados. La festividad en la Comunidad de Madrid podría ser la causa de que el Ibex se haya dado la vuelta hasta los niveles de la apertura. Hay subidas moderadas “debidas al escepticismo y miedo generado por el sector inmobiliario” señala Paula Hausmann, Analista de Agenbolsa para quien “si el Ibex consolida los 14.400 puntos y no los rompe la situación positiva en el selectivo seguirá”.