El Ibex cierra con una revalorización del 1,01% hasta los 11.224 puntos en una jornada en la que el buen comportamiento de Telefónica y los movimientos empresariales han animado a los inversores a comprar en el selectivo a pesar de la gran volatilidad existente.
El Ibex cierra con una revalorización del 1,01% hasta los 11.224 puntos en una jornada en la que el buen comportamiento de Telefónica y los movimientos empresariales han animado a los inversores a comprar en el selectivo a pesar de la gran volatilidad existente.