La bolsa española comienza con una moderada revalorización del 0,20% hasta los 9.405 puntos en un día en el que la referencia clara será el mensaje que dé el Banco Central Europeo en su primera reunión del año. En especial no se esperan especiales medidas por parte de la institución monetaria, pero en rueda de prensa sí puede haber algún tipo de declaración de intenciones. Además, nos encontramos ante el día previo de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
 

La situación en los mercados europeos no termina de evoluciona. En todo lo que va de año, salvo el primer día estamos navegando en lateral tanto en Europa como en Wall Street. Este último ayer volvió a tener otra mini sesión, sin apenas movimiento. Todo queda pendiente al estreno de Trump como nuevo presidente y a las medidas que pueda tomar en términos fiscales, que sí podría hacer moverse al mercado.

Los inversores siguen esperando a la cita doble de mañana, donde por un lado tendremos vencimiento de derivados, que ya saben suele mover mucho mercado. Sin ir más lejos, por ejemplo, durante la mañana del viernes, vencimiento de las opciones del euro y del DAX. Y sobre todo esperan que mañana, día de la toma de posesión de Trump y ver si puede decir algo sobre la política económica que es lo que interesa al mundo inversor. En suma que confirme las bajadas de impuestos, y política de gasto que prometió en su programa electoral. “No se vende por si dice algo que provoque otro estallido al alza, pero nadie compra, por si pasa lo contrario”, señala José Luis Cárpatos, analista independiente.

Ayer se vieron fuertes compras de puts de cobertura en el SPY, de gente que no se fía mucho, como luego comentaremos en situación intradía. Los bonos claramente a la baja, ya que todos estos vientos de inflación no les favorecen en nada. Por su parte, el petróleo rebota tras la fuerte caída de estos días ante el miedo al incremento de producción de Estados Unidos y el oro muestra debilidad.

Sin embargo, la clara referencia de la jornada de hoy es la reunión del BCE, en la que no se esperan cambios pero de la que habrá que estar muy pendientes por si vemos algún tipo de sorpresa. Como señala Franck Dixmier, director global de Renta Fija de Allianz Global Investors, no hay expectativas de que “el Banco Central Europeo (BCE) cambie su política monetaria esta semana”. Una acción de este tipo “confirmaría el compromiso del BCE en el impacto a largo plazo en los mercados de bonos”.

Además, seguimos en plena campaña de presentación de resultados de las compañías del ejercicio pasado en Estados Unidos y eso podría actuar de catalizador para los mercados. Recordemos que ya han sido varios bancos los que han acudido a su cita con los inversores con unas cuentas, en términos generales, que han superado las expectativas creadas por parte del consenso de mercado.

Dentro de las noticias corporativas más destacadas, hemos conocido que oficialmente Emilio Saracho será presidente del Banco Popular el próximo 20 de febrero. La entidad ha convocado para esa fecha la junta extraordinaria en la que Saracho será designado consejero ejecutivo del banco.


En relación a los valores más destacados de este inicio de sesión en la parte alta de la tabla nos encontramos con Grifols, que rebota en torno a dos puntos porcentuales, mientras que ArcelorMittal sube alrededor del 1%. Santander y BBVA son los valores de mayor capitalización que empujan a esta apertura al alza al encontrarse en terreno positivo con subidas moderadas.

Menos suerte en este comienzo tienen valores como Mediaset y Viscofan, que se dejan cerca del punto porcentual.