Vuelco radical del selectivo español tras las declaraciones del comisario europeo de Energía que se posicionaba "a la espera de acontecimientos catastróficos en Japón". La banca y las constructoras encabezan las pérdidas en el selectivo español con recortes próximos al 4% encabezado por BBVA. En verde, tan sólo tres valores, con tímidas ganancias que no superan el 1,15%.


Los bajistas aplastaron cualquier intento del Ibex 35 en su carrera a la remontada, a rebufo del índice Nikkei que cerró en verde tras dos jornadas negras para la economía nipona. Finalmente, no ha podido ser y el selectivo español ha cerrado en los 10.092 puntos, lejos del máximo de 10.422 puntos que llegó a marcar poco después de su apertura este miércoles.

BBVA y Bankinter han encabezado las pérdidas en la jornada del miércoles con pérdidas para BBVA del 3,98%, a 8,53 euros la acción, mientras Bankinter ha cerrado con un recorte del 3,78% y deja sus títulos a 4,73 euros. Le siguen valores como FCC, Ferrovial, Gamesa y Sacyr Vallehermoso, las grandes constructoras, que registran caídas del 3,49% para FCC, Ferrovial que se ha desplomado un 3,22% y Gamesa y Sacyr con pérdidas de 2,88% y 2,91% respectivamente.

Junto con el ladrillo, la banca ha sido el otro sector que ha tirado para abajo al Ibex 35. Tras BBVA y Bankinter, se encuentra el Banco Popular con un recorte de 3,38 puntos, seguido del Santander que se deja algo menos en Bolsa, un 3,24% con sus acciones en los 8,03 euros.

Al otro lado de la tabla, tan sólo tres valores se salvan de la quema. Son Grifols con ganancias del 1,15%, a 11,87 euros la acción, seguido de tímidas ganancias por parte de Indra A, que cierra al alza con un repunte del 0,30%, y Ebro Foods, ganando un insulso 0,13%.

Japón ha hecho que los mercados europeos no levanten cabeza. Europa se ha teñido de rojo y más aún tras las declaraciones del comisario de Energía comunitario. El Dax alemán cierra con un recorte del 2,01% y se queda en los 6.513 puntos, el Euro Stoxx 50 se ha dejado un 1,96% en los 2.721 puntos y el FTSE 100 ha caído un 1,70%, se queda en los 5.598 puntos.