La renta variable nacional, el Ibex35, cierra la sesión en números rojos en los 7.787 puntos. Una tendencia que vuelve a despertar dudas sobre si ha llegado el momento de corregir posiciones, que llevarán al índice hacia los 7000 puntos, o todavía hay márgen para subir. Entre los valores que más apoyaron los descensos, las constructoras. En una jornada en la que el mercado sigue pendiente de Portugal que anunció nuevos recortes en sanidad y educación. La prima de riesgo española en los 346 puntos básicos con un euro que rebotó hasta los 1.3002 dólares. 

Movimiento de ida y vuelta en la renta variable nacional que pasó de cotizar en positivo a cerrar la sesión en números rojos. En concreto, el Ibex35 se dejó un 0.14% que cerró en los 7.787 enteros  y que vuelve a dejar en el punto de mira a los 7.890 puntos cuya pérdida - en precios de cierre - tiene una implicación tendencial relativamente importante.  Con esta sesión encadena tres jornadas por debajo de este nivel "y sigo opinando que veremos al Ibex en la franja de 7000-7200 puntos", explica Roberto Moro, de Apta Negocios

Entre los valores que más apoyaron los descensos, las constructoras. De hecho, FCC se dejó más de un 5% en el parqué, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 6.69 euros, después de que CCOO haya rechazado el ERE de la compañía, que afecta a 220 trabajadores, en torno a un 44.8% de la plantilla en la Zona Sur.  Algo más suaves fueron las ventas experimentadas por Sacyr Vallehermoso, que se dejó un 2.5% hasta los 1.31 euros. BME también se unió a pérdidas de más del 2%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 2.32 euros por acción.

Los bancos, con tono mixto

Entre las compañías del sector financiero, Caixabank y BBVA fueron los únicos negativos de la jornada.  La primera  se dejó un 1%  y cerró en los 2.57 euros. Por su parte, los títulos de la entidad que preside Francisco González cierran planos en los 6.50 euros por título. ¿Y ahora? El experto de Apta Negocios reconoce que "en tanto el valor no recupere los 6.85 euros buscará niveles de corrección proporcional. La zona de 6.50-6.45 euros está sirviendo como soporte. Niveles a los que se podría dirigir en caso de que el Ibex35 confirme por debajo de esos niveles, 6.35 euros, con lo que llevaría aparejada la pérdida del 38.2% de Fibonacci y podríamos verlo en la zona de 5.50 euros".  

Algo más de suerte corrieron las acciones de Banco Santander. La entidad que preside Emilio Botín sumó un 0.25% y marcó en los 5.19 euros su último precio. Más livianas fueron las subidas de Banco Popular - que subió un 0.17%-  y Sabadell, que cerró plano en los 1.3890 euros. Los títulos de Bankinter retrocedieron un 0.48% y marcó en los 2.31 euros su último precio. 

Unas subidas que fueron algo más rezagadas de las experimentadas por Grifols y DIA. El fabricante de hemoderivados subió un 2.4% hasta los 27.75 euros. Por su parte, la alimentaria elevó en un 2.1% el precio de sus acciones, que cerraron en los 5.52 euros. Gas Natural y Enagás - recomendación de compra en correcciones para Renta 4- elevaron en más del 1.5% el precio de sus accciones, hasta los 14 euros y los 18.02 euros, respectivamente. 

Del resto de grandes valores, Telefónica subió un 0.10% y cerró en los 10.38 euros. Por su parte, Iberdrola perdió un 1.2% y cerró en los 3.68 euros. REpsol e Inditex también fueron cara y cruz de la jornada. La petrolera subió un 0.5% y cerró en los 16.04 euros mientras que la textil gallega perdió un 0.1% y cerró en los 100.95 euros por acción.