El Ibex 35 cerró la semana con una caída del 3,03%, que llevó al selectivo a sumar dos semanas consecutivas de descensos y a marcar el mayor retroceso semanal desde febrero, arrastrado por la dudas sobre la situación de Grecia. No obstante, la solicitud oficial de ayuda por parte del país heleno para comenzar a ejecutar el plan de rescate del FMI y la UE permitió al parqué madrileño mitigar la caída que acumulaba desde el pasado viernes.