Números rojos en Europa. La renta variable española despierta cansada tras las continuadas fiestas alcistas y pese a haber conocido el descenso que deja el dato de paro en el mes de julio. Con la volatilidad como protagonista, el Ibex 35 cede un 0,3% y se coloca en los 10.845 puntos con todos los pesos pesados en negativo. En el mercado de divisas, el cambio euro-dólar se sitúa en 1,441 unidades mientras el precio del crudo corrige posiciones hasta los 70 dólares/barril.

Toca hacer caja en el viejo continente. El selectivo español se lo piensa y presa de la volatilidad parece querer echar el freno a las subidas de las últimas sesiones. Un escenario que se vive tras el buen tono instaurado tanto en Wall Street –el Dow Jones subió un 1,25%- gracias al optimismo infundado por la mejora de las expectativas de la economía así como un Nikkei en máximos de diez meses. Pero nada parece convencer por el momento a los inversores pese a haber despertado con una nueva caída del número de parados en nuestro país – en 20.794 personas en el mes de julio- y con un aumento de afiliados a la Seguridad Social que ganó 45.568 cotizantes en julio. Con este escenario y a la espera de que en Europa se conozcan nuevos resultados empresariales, el Dax alemán se deja un 0,40%, el Cac 40 baja un 0,18%, el FTSE100 cede un 0,20% mientras el Eurostoxx50 lo hace un 0,25%.

Llega la recogida de beneficios al Ibex 35 y lo hace liderado por los títulos de Acciona que se deja un 1,62% un día después de haber recibido por parte de Deutsche Bank la mejora de recomendación hasta los 118 euros. De cerca, FCC cae un 1,45%, ACS pierde 1,32% mientras el resto del sector constructor se decanta por ligeras alzas. Es el caso de OHL que suma un 0,20% y Ferrovial que repunta un 0,46%.

Ventas generalizadas entre los pesos pesados. Telefónica se deja un 0,91% pese a que Goldman Sachs eleva el precio objetivo hasta los 19,5 euros con la recomendación de neutral un día después, además, de que la operadora haya informado del reparto de 6,5 millones de acciones a sus directivos tras cumplir objetivos de rentabilidad. Una tendencia que sigue Repsol YPF al bajar un 1,2% mientras que Iberdrola cae un 0,16% después de que ayer diera a conocer su intención de pedir ayudas para proyectos eólicos en EE.UU. por 500 millones de dólares. Entre los dos grandes bancos, BBVA cae un 1,38% mientras el Santander se deja un 0,85%. Por la misma senda roja camina el resto de bancos. Banesto baja un 0,80%, Banco Popular cede un 0,45% un día después de que haya anunciado la culminación de la absorción de su filial Banco de Andalucía. Banco Sabadell es penalizado por el mercado con una caída del 0,43% del mismo modo que Bankinter.

Sin embargo, entre los pocos valores en positivo se sitúa Criteria que sube un 0,89% tras la mejora del precio objetivo que hace Citigroup hasta los 3,31 euros desde los 2,27 euros anteriores con una recomendación de mantener. Ganancias también para Indra que repunta 0,58% mientras que Endesa rebota un 0,91%. 

Y en el mercado continuo, los mayores recortes son para Sol Melía, cae un 5,26%, Azcoyen pierde un 4,35%, Elecnor se deja un 2,75%. Del lado de las subidas, Lingotes suma un 4,25%, Metrovacesa gana un 3%, Clínica Baviera suma un 2,77%. Vidrala repunta un 0,29% tras dar a conocer sus cuentas: su beneficio neto del primer semestre cayó un 2,5% en un entorno de menor demanda en la industria de la alimentación.