Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading


Esta mañana el Ibex 35 comenzaba la sesión con dudas, jugándose incluso los 7.600 puntos, para cerrar en una situación completamente distinta: consolidándose por encima de 7.800 puntos y retornando al rango lateral en el que llevaba todo el año moviéndose (8.700-7.800 puntos). Los avances del selectivo han estado potenciados sobre todo por el sector bancario –sector que más había caído con el último envite del mercado-. Así pues, Popular se ha revalorizado un 3,22%, Sabadell un 1,11%, BBVA un 3,61%, Santander un 3,74%, CaixaBank un 2,65% y Bankinter un 7,31%. Ésta última entidad ha firmado la sesión en los 2,79 euros, al calor de una mejora de recomendación por parte de Citi, casa que ha pasado a recomendar comprar el valor mejorando su precio objetivo en un 65%, desde los 1,93 a los 3,20 euros. (Ver: Bankinter se dispara al calor de una mejora de recomendación)

Sólo Sacyr, el ‘Ave Fénix’ del Ibex 35, ha logrado superar las subidas de Bankinter con una revalorización del 8,11% hasta los 2,37 euros. (Ver: Sacyr, REE y Amadeus. Rentabilidad frente a las embestidas del mercado)

Sólo dos valores han terminado la sesión en negativo: FCC (0,11%) y ArcelorMittal (0,07%).

En el grupo de los blue chips, Telefónica se ha revalorizado un 2,81%, Iberdrola un 3,21%, Inditex un 1,90% y Repsol un 1,86%.

En el Mercado Continuo…
El protagonista de la sesión ha sido Sniace. La compañía ha cerrado con un desplome del 33,44% en los 0,20 euros y, es que, la CNMV no ha suspendido la cotización a pesar del fuerte castigo causado por la presentación del pre concurso de acreedores. De lejos le ha seguido Urbas, con una caída del 9,09%. La constructora no sale de mínimos históricos y cotiza al menor precio permitido en la bolsa española, 0,01 euros.

Los avances de Sacyr (8,33%) sólo han sido superados por los de la inmobiliaria Realia (8,33%).