El miedo se apodera del mercado. Cuando ciudadanos e inversores cantaban victoria viendo alejarse el riesgo sistémico de la Eurozona, Chipre quiebra. El pequeño país mediterráneo (supone un 0,2% del PIB europeo) solicitó el rescate este fin de semana, rescate que, en parte, va a estar pagado por el mismo pueblo si el Parlamento hoy aprueba una tasa sobre los depósitos bancarios del país. Esto está provocando la huida masiva de capitales de Chipre, pero también penalizaciones bursátiles en los bancos de la periferia. Por ejemplo, hoy en el Ibex 35 vemos que, entre los valores más penalizados de la apertura, se encuentran las financieras. Popular se desploma un 4,79%, Bankinter un 4,61%, Santander un 4,22%, BBVA un 4,11% y Sabadell un 3,87%. Estas caídas sólo son superadas por las de Acciona (5,58%) y Abengoa (5,05%).

Ni un solo valor se salva de la quema y el Ibex 35 se desploma hasta el entorno de los 8.300 puntos. Mala señal, pues “si el selectivo no recupera los 8.400-8.500 puntos, lo más probable es que vaya a tantear los 8.000 y 7.900 puntos y caer hasta los 7.500 puntos”, avisa Miguel Rodríguez Bonet, director de análisis de formaciontrading.com.

Los valores menos penalizados son FCC (0,84%) y Red Eléctrica (0,87%).

En el grupo de los blue chips, Telefónica se deja un 2,75%, Iberdrola un 3,04%, Inditex un 1,27% y Repsol un 2,27%.

En el Mercado Continuo…
NH Hoteles se cuelga el cartel de ‘farolillo rojo’ con un desplome del 7,91%, seguido de Solaria (6,67%).

Escasos valores cotizan en positivo. Nicolás Correa y EADS son las compañías que más suben, respectivos 1,28% y 1,13%.