El mercado español termina la jornada en positivo, y por encima de los 8.500 puntos. A pesar de haber estado gran parte de la sesión en negativo, el retorno de Wall Street a tono verde apoyado por las referencias macro llevó al Ibex 35 a cerrar con ganancias del 0.11% que le llevaron a los 8.535puntos. Lo hizo en una jornada en la que Alemania vota su contribución al segundo paquete de ayuda a Grecia con la vista puesta en la microinyección del BCE. En el mercado de divisas, el euro en los 1.34 dólares.

Los mercados europeos de renta variable consiguieron terminar la sesión en positivo. A pesar de estar gran parte de la sesión en negativo, los principales índices europeos viraron a terreno positivo arropados por Wall Street, que invirtió su tendencia después de conocer el dato de venta de viviendas pendientes, que alcanzó su máximo de casi dos años al subir un 2% en enero. “La bolsa va de un extremo a otro. Desde hace unos meses vivimos una situación de euforia en los mercados y quizás haya que replantearse que se puede corregir”, reconoce Rubén García Paez, director en España de Threadneedle. El Ibex 35 cerró la sesión con una subida del 0.11% que le llevó a los 8.537 puntos. Juan Enrique Cadiñanos, analista de Hanseatic Brokerhouse reconoce que son precisamente los 8500 puntos “el nivel que debería aguantar en el corto plazo para mantener las posiciones largas pues, de no hacerlo, podríamos ver caídas hasta los 8200 puntos e incluso hasta los 7800 puntos, algo que a priori descartamos”. E resto de plazas europeas terminaron con caídas del 0.3% en el caso del Eurostoxx50, el DAX plano sobre los 6859 puntos o con pérdidas de más del 0.5% en el caso del CAC-40.

En el punto de mira, Alemania el día en que el Bundestag – parlamento alemán- vota la participación alemana en el segundo paquete de ayuda a Grecia. ¿La contribución? 36.000 millones de euros para un rescate que “no tiene una garantía al 100% de éxito”, según ha manifestado la canciller germana, Angela Merkel. Lo hace dos días antes de que el BCE lance su segunda macrosubasta dirigida a los bancos Una operación en la que los expertos prevén mayor demanda que en la primera “para seguir saneando sus balances”.

Las noticias además llegaron de Italia, cuyo Tesoro clocó más de 12.200 millones de euros en bonos, o del sector financiero, que incrementó en más de 23.000 millones de euros su exposición a la deuda soberana europea, según el último informe del BCE. Fue precisamente el setor financiero uno de los más afectados por los números rojos de la sesión. BBVA perdió un 0.2% - hasta los 6.75 euros- el mismo porcentaje de caída que sufrió su homóloga cántabra, que cerró en los 6.27 euros.  Bankinter incrementó las pérdidas y, al ritmo del 0.4%, descendió hasta los 4.94euros. Pérdidas que se vieron superadas por Bankia que elevó en más de medio punto porcentual su negativo, hasta los 4.94 euros.

Una penalización que se vió superada por la que vivió Indra que, al ritmo del 4.9%, cayó hasta los 10.08 euros por acción. Gamesa descontó un 4.8% de su cotización - con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 2.56 euros- mientras que ArcelorMittal cerró con una caída del 1.3%, hasta los 15.87 euros.

En positivo, Red Eléctrica, Abengoa o Grifols consiguieron superar el 2% de revalorizacion, hasta los 36.90, los 14.88 euros y los 15.52 euros, respectivamente.  Banco Popular, IAG y Amadeus firmaron la jornada con subidas de más del 1%.  Entre los pesos pesados, Telefónica fue, junto a Repsol, el único que cerró la sesión en positivo. La operadora subió un 0.3% hasta los 12.90 euros. Iberdrola descontó un 0.6% de su cotización en tanto que la petrolera hispano argentina firmó la sesión con subidas del 0.4% que le llevó a los 20.73 euros.