Las buenas sensaciones acerca de una pronta solución en la zona euro a los problemas de Grecia han impulsado las principales plazas europeas. El Ibex 35 se ha revalorizado hoy un 2,1% hasta lo que le permite cerrar en los 10.476 puntos. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent se ha situado en los 116 dólares, mientras que el euro se ha situado en los 1,4383 dólares.
Se empieza a ver la luz al final del túnel. Las especulaciones sobre una pronta solución al problema heleno han despertado el optimismo de los inversores que se han ido animando a lo largo de la sesión para cerrar la jornada por encima de los 10.400 puntos.

En este sentido el Wall Street Journal apuntaba a que Alemania, que junto con otros países se había resistido a la entrega de financiación adicional, está estudiando concesiones en los esfuerzos por apoyar a Atenas al abandonar su campaña para una renegociación temprana de los bonos griegos.

Así las cosas los principales beneficiados de la jornada han sido los grandes bancos del selectivo español lo que ha permitido al Ibex acabar como destacado en Europa. Así, Banco Santander ha cerrado la sesión con un espectacular rebote del 4% Alzas también para el BBVA que se ha quedado con un repunte del 3,1%.

Sin embargo ha sido Sacyr Vallehermoso el mejor valorado por los inversores al anotarse un 4,41%.

También en positivo grandes valores como Repsol que ha sumado un 3,7%, Telefónica un 1,60% e Iberdrola que ha sumado un 1,2%.

En el lado contrario de la tabla, el protagonismo era para Ebro Foods con un descenso del 1,82% después de conocerse que los accionistas de la australiana Ricegrowers, que rechazaran la oferta de compra de 440 millones de euros presentada por la española.

IAG es la otra compañía en negativo en una jornada en la que el verde es sin duda el color predominante. Se ha dejado un 1,14%.

 El Ibex cierra mayo con una caída del 3,7%